Esta obra, que hoy día alivia tantas dolencias humanas, irrumpió en la historia el primero de enero de 1967. Dos misioneras enfermeras: Sor Rosalía Ferrarezo y Sor Irene Castro y un médico seglar, el Dr. Marco Luna, fueron los iniciadores de esta obra. Comenzaron con la atención de consulta externa y en el mes de marzo del mismo año, ya crearon el internado en dicha casa de salud.

Al inicio se atendía alrededor de 20 pacientes, sin embargo, se trabajaba sin interrupción. En el mes de agosto se incorporó Sor Rigoberta Bozzolo como Superiora de esa comunidad. En cuanto a la obra misma se la considera como un don de Dios recibido por intermedio de generosos bienhechores de la Arquidiócesis de Munich, Alemania. Hasta la década del 2000 este hospital de la Misión era el más grande de la provincia, pues tenía capacidad para 104 camas, implementado con modernos equipos de rayos X, cirugía, obstetricia, atención dental y laboratorios para todo tipo de examenes.

La Congregación está presente con cuatro religiosas, quienes a más de atender las dolencias corporales de sus pacientes, desarrollan sobre todo una amplia cobertura espiritual sobre los mismos. El gran deseo de aliviar al prójimo las mantiene siempre listas de día y de noche. Es el Cristo doliente que golpea a la puerta, por lo tanto, adelante siempre "como el primer dia"... hasta cuando Él quiera.

  • 6
  • 5
  • 4
  • 3
  • 2
  • 1
  • 7
  • 6
  • 5
  • 4
  • 3
  • 2
  • 1
  • 7

UK betting sites, view information for Sign Up Bonuses at bookmakers