Por el año 1975 la Comunidad de Hermanas Doroteas trataba de adquirir un terreno en la localidad de Ballenita. En el mismo año la comunidad de Hermanas Carmelitas se encontraban construyendo un claustro que no pudo finalizarse y finalmente cedió los terrenos en los que este se iba a asentar a las hermanas Doroteas debido a la notoriedad que habían ganado al desarrollar su trabajo en el suburbio de Guayaquil. 

En 1987 luego de varios años de espera se consigue los fondos para construir la nueva casa y gracias al aporte de Don Julio Saab se logró completar el templo del 31 de marzo de 1990.

El 6 de mayo de 1991 se realiza la apertura del “Centro Ocupacional Santa Dorotea”, una obra enmarcada en el carisma del Padre Fundador que preci samente debía responder a las necesidades de niñas y jóvenes desamparadas, sin formación y rumbo fijo. Este centro inició su primer año de labores acogiendo a 28 jóvenes campesinas provenientes de diferentes parroquias de la Península de Santa Elena a fin de que según sus habilidades aprendan algún oficio como: Corte y Confección, tejido, bordado, pintura en tela y al óleo, repostería, peluquería y belleza.

La comunidad cuenta también con una casa disponible para personas y comunidades que quieren disfrutar de un lugar apropiado para el encuentro con Dios a través del silencio, la oración y la meditación. A este centro de espiritualidad concurren personas muy comprometidas en la extensión del Reino de Dios, provenientes de muchas provincias del Ecuador y del extranjero, las cuales son atendidas por las religiosas con la benevolencia que les caracteriza.

La misión apostólica de las hermanas ha ido creciendo a través de la catequesis hacia las aldeas cercanas e inclusive en espacios poco comunes como es en los cuarteles Marañón y de la Marina, gracias a la apertura de sus comandantes militares residentes en Salinas.

UK betting sites, view information for Sign Up Bonuses at bookmakers